¿Tu perro es de aquellos que adoran comer pasto durante el paseo? Entendé por qué hace eso y cuándo preocuparte.

¿Por qué los perros comen pasto? - DogHero

No siempre comer pasto es señal de algún problema gastrointestinal

¿Por qué los perros comen pasto?

Si tu perro come pasto, no precisás preocuparte por la intoxicación. El pasto no posee ningún tipo de sustancia que pueda envenenar a tu perrito.

Buena parte de las veces, él come pasto porque está con algún malestar: dolor de estómago, gastritis, verminosa, alimentación inadecuada, diarrea, heces muy resecas y cólicos intestinales. El vegetal suele ayudar de dos formas: acelerando el tránsito intestinal, ya que tiene bastante fibra, o provocando el vómito (irrita el estómago y ayuda a expulsar aquello que está causando náusea y dolor).

Pero no siempre comer pasto es señal de algún problema gastrointestinal. Algunos perros simplemente adoran el gusto del pasto. Es cierto. Y hay más: el pasto y la maleza siempre fueron parte de la dieta de los animales no exclusivamente carnívoros – caso de los perros y lobos. Eso significa que ya eran ingeridas e iban directo para el estómago de los perros cuando ellos comían pequeños herbívoros, como conejos y roedores. Allí dentro, eran fuente de fibras, potasio y otros nutrientes.

¿Querés diferenciar si tu perrito buscó pasto por problemas gastrointestinales o por placer?

Cuando están con algún malestar, ellos comen cualquier pasto o mata que encuentran en frente, desenfrenadamente. Pero si quieren apenas saborear la planta, tienden a ser bastante selectivos, y quedan “pastando” a la búsqueda del mejor pastito.

Aretha Yarak – Especial para DogHero for dog lovers. Fuente: veterinaria DogHero Ingrid Stein